23 diciembre, 2007

LA TRAMPA DE LAS LISTAS ABIERTAS






Que con buenas intenciones se han causado los mayores daños es una evidencia histórica difícilmente cuestionable, y en el actual discurso político oficial, ante la hecatombe manifiesta de la ruindad institucional y “constitucional” típicamente defensiva de quienes apalancan este régimen de partidos, unos pocos se aferran a una reformista tabla de salvación que acabe con el déficit democrático que ya no se puede esconder: El cambio del sistema de listas cerradas y bloqueadas de partidos por otro de listas abiertas, también de partidos.


Se trata de una burda simplificación intelectual ajena al control ciudadano sobre el representante, ya que la adopción del sistema de listas abiertas de partido, no resuelve el problema de la representación y responsabilidad del elegido frente al elector, resultando que, en cualquier caso, para ser elegido, habría forzosamente que pertenecer a la lista de un partido concreto que lo incluya.


Efectivamente, para poder ser elegido, el partido, verdadero y único sujeto de la acción política, seguiría diseñando el “menú” de elegidos a incluir en dichas listas a través de sus cúpulas, por lo que la separación entre la sociedad civil y política se mantendría de igual forma que en el actual sistema de listas cerradas, ya que el poder último, la mal llamada “soberanía”, residiría en última instancia en el partido y no en el ciudadano. Exactamente igual que ahora.


Dar carta de validez al cambio de unas listas cerradas a otras abiertas como simple solución al problema representativo supone expreso reconocimiento de que el sujeto político sea el propio partido y no el ciudadano, que únicamente puede ejercer la acción política a través de aquel, quedando de nuevo a merced de una clase política generada por la oligarquía de partidos, donde la promoción dentro y fuera del grupo partitocrático se consigue con instrumentos tan característicos como el servilismo y el pactismo.


Ello no viene a significar la maldad intrínseca de los partidos políticos, cuya utilidad vehicular de las ideas y aspiraciones ciudadanas es evidente y asumida por cualquier demócrata, sino que lo sancionable es su posición como titulares del monopolio de la política insertándose en el estado como verdaderos órganos administrativos gestores de la “cosa política”.




La oligarquía de partidos, ya sea con listas abiertas o cerradas, se caracteriza por la configuración del partido como tentáculo del estado que establece su relación con el ciudadano de arriba hacia abajo, saliendo del Estado hacia el ciudadano y no al revés como verdadera asociación ciudadana de orden político destinada a proponer una determinada acción de gobierno que es precisamente su función.


El carácter cuasi-administrativo de los partidos en el régimen partitocrático queda de manifiesto en otros aspectos sintomáticos como es la subvención estatal, pesebre perpetuo y premio a su papel en el sistema que instituye (de Institución) a los partidos en el mayor enemigo de las aspiraciones democráticas de los ciudadanos, que ven como aquellas siglas que han votado son diferentes en el poder que fuera de él, produciéndose la quiebra entre la sociedad civil y la sociedad política.


Por tanto, la solución de las listas abiertas no es más que un ejercicio de defensa propia de los partitócratas, que así reconocen prima facie la existencia de un déficit democrático en España como problema cierto y tangible.


Y una sociedad que se proclame avanzada plantea los problemas sólo cuando los pueden afrontar y resolver. Hoy la sociedad se plantea a diario como problema la situación política española y su déficit democrático, situación que es fácilmente reconvertible desde el mismo momento en que asumamos que no es sino la culminación del proceso de Transición que supuso el pacto entre el franquismo, legitimado por unas elecciones sin libertad, y la admisión de los partidos políticos entonces ilegales.


Este pacto queda reflejado en la Constitución de 1978, donde se elimina la separación de poderes, los partidos políticos se constituyen en los únicos agentes políticos y se separa radicalmente la sociedad civil de la sociedad política, concediéndosenos todas las libertades (reunión, expresión...) pero negándosenos la más importante: la libertad política de elegir, controlar y deponer democráticamente a nuestros legisladores y gobernantes.


Es por ello que las libertades existentes pueden ser utilizadas para todo menos para constituir y renovar el poder político del Estado o para controlarlo. Todo este sistema político nacido del pacto entre franquistas y partidos de la oposición, exponente máximo del oportunismo social de una generación, necesita como otro instrumento para mantenerse, además de los referidos (servilismo y pactismo) a la corrupción.



Lejos de listas abiertas (al fin y al cabo, listas), la única solución para acabar con el déficit democrático es la reforma de la Constitución para eliminar el criterio de representación proporcional (Art. 68.3) en las elecciones generales y locales, paso decisivo para llegar a la Democracia en España.


Y es que, la aplicación del criterio de proporcionalidad a las listas que se presentan en cada una de las circunscripciones hace que los “representantes” elegidos por los ciudadanos no sean más que delegados de los partidos que han elaborado esas listas, basadas en la sumisión a la cúpula del partido y no en la defensa de los intereses de los electores.


El actual sistema electoral convierte al elector en espectador pasivo e impotente ante el pacto y mercadeo de escaños y concejales, elementos fundamentales para la formación de mayorías. La representación deja de existir porque el sujeto del poder político es el partido y no el elector. El “representante” no es responsable ante el elector sino ante la máquina partidista a la que obedece servilmente para repetir en la próxima lista electoral.


La implantación de un sistema mayoritario de distrito uninominal haría que los elegidos fueran verdaderos representantes de los ciudadanos. Éstos, elegirían a un solo candidato, incluido o no en un partido, por cada uno de los distritos electorales en los que fuera divido el territorio por razón de su densidad de población. Así, la Asamblea quedaría formada por la reunión de los representantes elegidos por cada distrito electoral.


Sólo con un sistema mayoritario uninominal los ciudadanos podemos obtener representantes libres de todo mandato imperativo y de toda imposición partidista. La responsabilidad de los representantes sería directamente ante los electores y solamente a éstos correspondería premiar o castigar su actuación política no solo cada cuatro años, sino durante toda la vigencia del mandato al poder revocar cada distrito a su representante en el curso de la legislatura a través del sistema de remoción electoral, si defrauda a las expectativas que le elevaron a la Asamblea.


La posibilidad de exigir responsabilidades no se circunscribiría a la mayoría ya que la minoría tendría un papel fundamental como es el de controlar a aquella, siendo su fuerza suficiente para poner en marcha todo tipo de mecanismos de control. Se daría así una auténtica responsabilidad entre el elector y SU representante.


Por otro lado, supone una ventaja adicional aunque no por ello menos importante, resultante de la supresión de las actuales discordancias entre el número de votos obtenidos y el efectivo equilibrio de poderes, que actualmente favorece un papel excesiva y peligrosamente preponderante a los partidos de tendencia nacionalista que ven como con obtener una cantidad de votos en el territorio de su influencia obtienen un escaño mientras que los partidos de ámbito nacional precisan para ello una cantidad superior. Todo ello se ve superado en el sistema uninominal y mayoritario en el que la votación por distrito electoral otorga una situación de igualdad a todos los ciudadanos independientemente de la localidad o provincia donde se hallen.


Pedro M. González

28 comentarios:

Ricardo dijo...

Me ha parecido un gran artículo, con sensatéz, gordura y realismo. Ahora, ¿qué opinais de Suíza como modelo administrativo?

Olenceiro dijo...

http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=48549

Se le acaba el contrato a Isabelo.

mageritense dijo...

Invito a meternos en Internet, y buscar la palabra "Uninominal", y ver las posibilidades de expansión y una posterior investigación sociológica:

http://www.sanjuandelurigancho.com/noticias/columna.asp?id=25

Don Enrique dijo...

http://www.enriquedediego.com/

catalino dijo...

Propongo extender este texto por tantos correos tengamos

Pedro M. González dijo...

Teneis mi completo consentimiento para la mayor difusión posible del texto.

Saludos

moro dijo...

http://es.f270.mail.yahoo.com/ym/ShowLetter?box=Inbox&MsgId=4628_92172_2205_2706_86027_0_5907_124762_3211115125&bodyPart=2&tnef=&YY=63055&y5beta=yes&y5beta=yes&order=down&sort=date&pos=0&view=a&head=b&VScan=1&Idx=0

Ricardo dijo...

http://img337.imageshack.us/img337/3585/clipimage001wv4.jpg

para que se enteren los moros.

cansadillo dijo...

http://img337.imageshack.us/img337/3585/clipimage001wv4.jpg

amasimandro dijo...

el video racista antiespañol:

http://www.youtube.com/watch?v=KC0vtl3O8EA

plumero dijo...

Publicidad

Algo de razón tienes, pero creo que no toda.
La cantinela de "todos los políticos son iguales" ya la he oído antes... por aquellos que quieren defender a los que están en el poder y así, les justifican.
Y los que están ahora en el poder en España son los "progres" de "Mercedes, golf y chalete", pegados como garrapatas a la escoria de naZionalistas "rompeespañas. Piensa, por ejemplo, que en España, el desequilibrio social - es decir el ratio de renta que reciben los más desfavorecidos frente a los "ricos" del producto nacional bruto, en los "pobres" es del 6% mientras los "ricos" reciben el 40% .
En cuatro años,ese índice ha pasado del 16% /31% a ese 6/40. "ESTUPENDA" política social de estos "progres" de chicha y nabo.
Y a la hora de votar debemos de basarnos en lo que vemos.
Y la política de este Gobierno es difícil de superar, por horrible, en todos los ámbitos. Aquí, no podemos votar más que a lo que tenemos
Si, todos los políticos son iguales...pero unos son "más iguales que otros". Y se les ve más el plumero.

Pedro M. González dijo...

A plumero:

Creo que no has entendido nada del texto.

Me hablas de cuestiones sociales cuando yo estoy hablando de democracia pura.

Tampoco digo en ningún momento que todos los políticos sean iguales. No se de donde sacas eso.

Los políticos son como son porque en este sistema de oligarquía de partidos no pueden ser de otra forma.

Los partidos no son malos per se, son útiles e imprescindibles elementos vehiculares de la política, el problema es su ubicación en el seno del estado como órganos administrativos del mismo, de tal forma que crecen del estado al ciudadano y no del ciudadanao al estado.

Hablo de sistemas, no de personas. De Democracia, no de igualdad.


La confusión de los conceptos legitima las conductas antidemocráticas de la oligarquía de partidos.

Saludos.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el autor, pero va a ser muy dificil que muchos españoles salgan de la dichosa dicotomía en que nos han metido. Si criticas al PSOE es que eres del PP, y viceversa. A mi me dan los dos igual, ninguno de ellos me convence, y no juzgo a las personas por su pertenencia a tal o cual partido. Una persona no se convierte en mejor o peor por afiliarse a un partido político cualquiera. Confiaré o no en ella por su trayectoria personal, el partido al que pertenezca no me dice nada a esos efectos.
Por todo ello, para que yo pueda dar mi confianza "personal e infransferible" a una determinada persona (no a su partido si lo tuviere) son necesarios los distritos uninominales, en donde yo me pueda considerar representado por alguien en concreto, no por una entidad cuyos hilos los mueven otros que ni siquiera conozco ni me conocen, a muchos cientos de kilómetros de mis intereses.

Pedro M. González dijo...

Efectivamente anónimo.

Nosotros no somos del Madrid ni del Barça. Queremos cambiar las normas y el árbitro.

Si los equipos (partidos políticos) eligen cada partido por turno al árbitro y encima ponen sus reglas de juego en funciónd e juegos de mayoría, no hay deporte, ni juego limpio.
Saludos

Movimiento Argenlibre dijo...

Un coordial Saludo desde el Movimiento Argenlibre

Savater dijo...

debemos hacer campaña abstencionista si lo deseamos; con la tensión en la calle, y aprovechando que irá a ver abstencion masiva en ambos bandos, creo: el reto es explicar a la ciudadanía el tema del cambio de la ley electoral, y por qué.

republicanus dijo...

riquezas ilegítimas:


http://es.youtube.com/watch?v=KLyEfGPdTlY&feature=related

Ricardo dijo...

Los Hispanoamericanos luchan por la Democracia:

http://es.youtube.com/watch?v=nj0_OnNb8qM

Gaditano dijo...

Muy buena la participación de PLA en la tertulia de Radio Libertad. Muy ponderada y lúcida la posición que ha mantenido al analizar la actual crisis económica actual. Muy oportuna, y republicana, la posición mantenida sobre las listas electorales y el secuestro de los aparatos de los partidos políticos de la soberanía nacional. Enhorabuena, este es el camino para liberar a la Republica del secuestro a la que la tienen mantenida los rojos y los sectarios.

Para aquellos que no hayan podido escuchar en directo la tertulia-debate, la misma está disponible durante una semana en la web de Radio LIbertad (www.radiolibertad.com) apartado programas en el recuerdo, día martes, horas de 15:00 a 16:30.


S&R

vilamallen dijo...

Me uno al gaditano en la recomendación de la tertulia radiofónica en la que intervino Pla, con brillantez.
La verdad que para durar una hora y pico no se hace pesada.
Enhorabuena al CR3 y en especial a Javier por encontrar un nuevo cauce de comunicación con los ciudadanos.
S&R

Anónimo dijo...

Muy bien por Pla, claro,conciso y contundente, ese es el camino, ya va siendo hora de dar otra imagen diferente de los republicanos comecuras (que lo somos) aunque tenemos que ir cuidando la dieta y no comer cualquier porqueria. germanico cr3

jacobino dijo...

La tertulia de marras hay que reconocer que no esta mal, nada que ver con la cope, la julia o tero, y su puta madre. Salud y Republica

juan van halen dijo...

Se extraña: Juan Van Halen de las tontas y paletas discusiones sobre la españolidad o no españolidad de Cataluña y del pais vasco, el 2 de mayo del 1808 se encontro (V Halen) en la defensa del parque de Monteleon en nuestro querido Madrid:con Jose Hezeta alferez de navio como el mismo V Halen, con Rafael Goicoechea(capitan)de sus origenes vascos sus apellidos lo dicen casi todo, estuvieron luchando al lado del pueblo madrileño,junto con los militares catalanes: Jose Dalt,Tomas Bruguera y el capitan de artilleria Andreu ROVIRA, de sobra se conoce que murieron luchando con un pequeño grupo de militares, (no pasaban de 20 los oficiales) sus huesos se entremezclan desde hace cerca de 200 años en la plaza de la Lealtad de Madrid, larga vida y honor a su memoria.

jacobino dijo...

No les votes, no des carta de corso a la monarquia y a sus secuaces, si votas ¡Participas en su mamoneo! no votes partidos complices... que les den.. Guarda tu voto para la Republica.

Anónimo dijo...

Por si a alguien interesa en la página 32 del diario "The Independent" aparece una columna con el título "How to give power to the voters" en donde de manifiestan posiciones dispares cuando como ellos "en Europa los partidos escogen lo que se elige"
Por lo que parece el tema también está en debate fuera de España

Ricardo dijo...

simbología abstentiva con el lauburu vasco en Galicia, al fondo a la derecha:

http://es.youtube.com/watch?v=YCv62mapBgE

Anónimo dijo...

Perdón, se me había olvidado indicar que es en el diario "The Independent" del día 24-01-2008, página 32, bajo el título "How to give power to the voters"

Anónimo dijo...

Por cierto, los mensajes resaltados en la cabecera de la web son contundentes. Lástima que no lleguen a más gente, para quien quiera reflexione sobre las grandes verdades que a mi juicio encierran.