30 mayo, 2007

ELECCIONES MUNICIPALES 2007: EL RESULTADO



Todo ha concluido. A las 22,00 horas del domingo 27 de mayo sabíamos que todos habían perdido. Lo que se decía era lo contrario, que todos ganaban, mientras se ocultaba cuidadosa y púdicamente el tremendo dato de la amplísima abstención con que había concluido el llamamiento a las urnas.

La elecciones municipales y autonómicas de 2007, excepto en Navarra, donde subió algo la participación, han sido un puro fiasco. En Cataluña, un auténtico desastre. Por ejemplo, en la ciudad de Barcelona, los datos han sido los siguientes:

Total del Censo de Votantes 1.262.537 personas

Votaron …………………… 611.941 personas

Abstenciones ……………… 622.370 personas

Votos en blanco …………... 24.754 personas

Votos nulos ……………….. 3.472 personas

Ahora todos los protagonistas se consuelan: han logrado salvar sus puestos, sus jugosas nóminas, sus posiciones de poder. Queda todavía un alto porcentaje de la población, algo superior al 50% del total, que sigue creyendo en las posibilidades del sistema. Pero el sistema se agota poco a poco, como se agotan las mentiras que lo sustentan.

Ya pocos creen que nuestras instituciones sean algo más que un atajo de oportunistas aferrados al sueldo y al presupuesto para poder seguir viviendo sin trabajar. Las instituciones españolas, desde el Rey hasta el último concejal de pedanía, se han convertido en una amenaza para la paz civil y la concordia ciudadana. Poco a poco, se irán transformando también en una amenaza para nuestro bienestar más elemental, a medida que aumente la fiscalidad y disminuya la riqueza que destrozan y despilfarran desde los gobiernos Nacional, autonómicos y locales.

El principal problema es la creencia de muchos, todavía demasiados, en que el Partido Popular puede ser una esperanza. Un problema no menor del conformado por los que creen en una hipotética “regeneración” del corrupto PSOE, en las posibilidades de IU o en la “modernidad” de los nacionalismos”.

Todos ellos constituyen el cáncer que devora a España. La bonanza económica no durará eternamente y, cuando terminen de pasar los años buenos, la insaciable voracidad de las oligarquías partitocráticas nos enseñará a todos de lo que son capaces esas bandas de sinvergüenzas que saquean las Haciendas Públicas, en su propio beneficio y en perjuicio de los españoles.

Va siendo hora de hacer algo más que promover la abstención, ya que la abstención se promueve casi sola. Urge exigir el cambio político, la reforma electoral, la depuración de los nuevos caciques partitocráticos de las instituciones, etc…

Esta Segunda Restauración Monárquica de 1975, como la Primera de 1875-1923, va convirtiéndose en una pura farsa: ¿hasta cuando?, ¿permitiremos de nuevo que concluya en tragedia?

Está en nuestras manos

Salud y República

Aviraneta (CR3)

38 comentarios:

El oftalmólogo de Azaña dijo...

El índice general de abstención, un 36 % po ciento más o menos, está dentro de lo normal en este tipo de elecciones, en las "democracias" de nuestro entorno. Vamos, que no de los que hacen caer gobiernos.

Por otra parte, la abstención es síntoma de desmovilización ciudadana, de desinterés por la política, de apatía cívica, provocada por el propio sistema.

Pero, en ningún caso, es signo de oposición al sistema o de toma de partido activa contra el mismo.

Y pretender capitalizar la abstención para sus fines me recuerda a aquel grupo libertario, no recuerdo si era la propia CNT, que durante algunos años, en la transición, estuvo convocando manifestaciones a las 00.00 horas de cada 1 de Enero en la Puerta del Sol.

Salud.

Pla dijo...

Como ya he dicho en anteriores ocasiones, nuestro entrañable Oftalmólogo no es que tenga mala visión, que la tiene mala (pero mala de acostarse), no, lo que le pasa es que se le nubla la vista:

La participación promedio nacional en estas elecciones de 2007, según el Ministerio del Interior ( http://www.locales2007.mir.es/avan/FTOP.htm ), ha sido del 50,55%. Los datos del Oftalmólogo siguen siendo tan malos como siempre. Cosa de su mentalidad religisa de creyente, aunque el sea de la Religión Verdadera (la de la Revolución Total y Absoluta, claro).

La abstención no ha tirado a ningún gobierno nunca, y nadie creemos que sea la panacea de nada (el Oftalmólogo, de nuevo, tiene problemas de visión en este punto). Lo que la abstención significa es el nivel de rechazo al sistema en su conjunto, por parte de la población. Lo que es la base previa imprescindible para cualquier intento serio de transformarlo.

Por cierto, Avi, muy buena la caricatura de la Restauración.

Salud y República Constitucional

karlitox dijo...

Queridos compañeros republicanos:

Seamos realistas en los análisis. El índice de abstención ha sido consecuencia casi exclusiva de la propia partitocracia. La mayoría de la abstención, la que dicen de campo y playa, la del pasotismo, nada tiene que ver con la acción del MCRC. Y no depende de la voluntad del individuo sino que es consecuencia lógica de la política cortesana del régimen de partidos. Y la evolución lógica, aunque lenta, será la de aumentar el índice de abstención.

Entonces ¿Qué hacer?.

Primero:
La evolución natural será la tendencia al bipartidismo en las regiones en las que no hay nacionalismo (malos tiempos para la Izquierda Unida). Por tanto éstos tendrán que optar, por lo único que pueden ahora (integrarse en el PSOE, y desaparecer) o la República Constitucional (o sea, desaparecer con dignidad).

Por tanto, hemos de dar a conocer la República Constitucional a los líderes de IU, sin demagogia ni oportunismo. La experiencia de Totana ha de enseñarnos mucho en ese camino y serán los propios integrantes de IU los que liderarán la creación de mónadas republicanas por toda la geografía española. Yo voy a realizar gestiones para reunirme con IU en Valencia.

Segundo:
Otra consecuencia que hemos visto de la natural evolución de la partitocracia ha sido la posición del PP frente al resto. El PP está en una posición de enroque, con el eje Madrid-Valencia-Murcia como bastión. Pero no tiene ninguna seguridad de que a nivel nacional pueda obtener nunca más la mayoría absoluta. Y sin la mayoría absoluta sabe que el precio a pagar con un pacto con los nacionalistas de CIU o PNV sería electoralmente demasiado alto, por su actual posicionamiento en el nacionalismo español de reacción natural al nacionalismo catalan y vasco. Vamos que no se si lo saben, pero lo tienen crudo.

Su única oportunidad de luchar contra la demagogia orweliana del PSOE que tiene embobada a media España es garantizar la separación de poderes. Nada les interesa a ellos el tema de las mónadas, pero sí la del presidencialismo. Dos pájaros de un tiro, puesto que además es fuente natural de patriotismo.

Tercero:
Llevar el debate republicano a la vida cotidiana. Hablar con el guardia, con el portero, el camarero, el taxista ... hay mucho abstencionario sin referencias ahí fuera.

Cuarto:
Preparar con inteligencia y audacia la campaña por la abstención en las próximas generales que están al caer: Hay que ser creativos y conseguir aparecer en la televisión. Cualquier idea puede ser acertada para empezar. Desde la pancarta gigante en algún sitio relevante como un Madrid - Barcelona de fútbol, o hacer un millón de pegatinas.

Quinto:
Promocionar la creación de blogs y formar de una vez un anillo On-Line digno de un movimiento político importante. Hemos de ser más de mil blogs. Hay que hacer ver la necesidad de que la gente PARTICIPE. Hay que removilizar las conciencias.

Sexto:
Estar atentos al momento. La crisis económica, la crisis del consenso territorial, el 11m. Hay que preparar campañas específicas que den una interpretación republicana de los acontecimientos.

Un abrazo

karlitox dijo...

Aprovecho para anticipar la conmemoración del 30 aniversario de la Constitución, dentro de año y medio. ¿La montaremos?

Publius dijo...

Pues si que estamos buenos, Sr. Carlitox. O sea, que la República Constitucional la vamos a hacer con los ex-comunistas de IU. Bien estamos, bien.

Nunca he comprendido esas querencias de Trevijano por fascistas y comunistas. Para mí, son lo peor.

Mire usted de ver a convencer al de más arriba. Dería para todo un exèrimento científico: el Oftalmólogo covertido a la Teoría Pura de la Democracia. Qué digo un experimento,¡una auténtica hazaña!

En el PP hay gente potable y locos monarquicos muy autoritarios. En el PSOE hay gente potable y gente dispuesta a asaltar sedes de otros partidos (sobre todo en Cataluña). Pero en IU, lo que hay es gente dispuesta a asaltar sedes del PP, del PSOE, o de cualquier otro, indistintamente: lo suyo es la religión revolucionaria, el panfleto contra el todo y esas cosas.

Con esos mimbres, Sr. Carlitox, me parece que va a hacer usted muy pocos cestos. Es usted dueño de su tiempo y ya nos contará.

Pero, con cordialidad y en espíritu de concordia, reflexione: ni Totana ni tontainas, por favor.

Ricardo dijo...

Los de IU núnca han tenido claro aquéllo de los federal y lo confederal; nunca les ha interesado el tema de las mónadas y en consecuencia jamás serán republicanos, salvo por la vía castrista o chavista.

karlitox dijo...

Publius:

La República Constitucional la vamos a hacer los que sepamos ver que las ideologías sobran hasta que exista libertad política. Es tan fácil hacer ver que la ideología de IU , que cayó con el muro, no es ya nada en esta monarquía sino puro oportunismo, que una novedad política como las mónadas republicanas como sujeto de la representación, hará que los más despiertos y verdaderamente comprometidos con la causa de la justicia social fácilmente aparquen la supuesta ideología de clase.

No creo que tú mismo te hayas dado cuenta de la trascendencia de la organización monádica.

Un abrazo

karlitox dijo...

Ricardo:

¿Acaso conocen siquiera las mónadas y el significado revolucionario de la representación con mandato imperativo?
¿Acaso saben de la trascendencia que este tipo de organización tiene de beneficioso para regenerar el tejido social, la sociedad civil?

Un abrazo

Pedro M. González dijo...

Estimados amigos:

No puedo estar más en desacuerdo con el Oftalmólogo ni con Karlitox.
Creo que ambos se equivocan, así:

a) La abstención no es la panacea ni la solución absoluta para nada, sólo un instrumento más en la lucha por la libertad política que por si sólo no sirve para nada, pero verdadero ejercicio activo de coherencia política y útil arma en conjunción con variados mecanismos a la sazón explicados en este foro ampliamente.

b) Pues vaya!, si ahora vamos a depender de los partitocratas de IU para traer la Democracia, vamos apañados. Me sorprende el comentario. Recordemos que la máxima traición a la causa de la Deocracia en nuestra Historia está en el SI a la Monarquía partitocrática Juancarlista por el PCE en general y por Santiago Carrillo en particular, y el PCE es la piedra angular de IU. Si además sumamos la carencia histórica de énfasis democrático y la cusi religiosidad por el Partido (con mayúsculas) de lo comunistas y progresía adlatere, vamos listos

El oftalmólogo de Azaña dijo...

A Pla:

Según usted yo soy corto de vista. Pero usted tampoco se diferencia mucho de Mr.Magoo, ya que el dato de participación del 50,55 % al que usted se refiere es el avance de participación a las 18.00 horas.

El total estatal definitivo es el 36,22% (12773269 millones de votantes) (www.locales.2007.mir/es/muni/FTOP.htm)

A Aviraneta:

Dice usted literalmente en su apocalíptico y marciano, por lo alejado de la realidad social, comentario que abre este hilo:

"Va siendo hora de hacer algo más que promover la abstención, ya que la abstención se promueve casi sola. Urge exigir el cambio político, la reforma electoral, la depuración de los nuevos caciques partitocráticos de las instituciones, etc…"

Y yo me pregunto, si ustedes rechazan presentarse a las elecciones, si la participación ciudadana, fomentada por la educación cívica y la democracia directa, les importa una higa, ¿por qué medios pretenden instaurar esa mónada de Republica Constitucional que propugnan?.

¿Esperan que la monarquía parlamentaria se descomponga ella solita y caiga como fruta madura?.

¿O, conociendo sus tics decimonónicos, esperan un pronunciamiento de algún "espadón ilustrado" o similar, que proponga una Junta de Salvación Nacional Laocrática y nos confine a los molestos rojos y separatistas en Fuerteventura, en un resort-gulag de reeducación política liberal, en régimen de pensión completa?.

Obviamente el anterior párrafo va de coña (por lo menos para mi). Pero, ahora en serio, ¿cuales son sus alternativas de acción política eficaz para instaurar la República?.

Salud y democracia republicana.

karlitox dijo...

Querido Pedro M. Gonzalez:

Yo no he dicho que IU vaya a traer la República Constitucional. Lo que he dicho, al menos era mi intención, es que los miembros de IU que son generalmente los más comprometidos con la causa de la justicia social, serán los más proclives a ver la República Constitucional como vehículo a sus aspiraciones. Pero NO EL PARTIDO, sino sus miembros más activos socialmente.

un abrazo.

PD: El punto de IU era sólo uno de los que he nombrado, ¿Por qué todo el mundo se da por aludido sólo en ese punto? ¿Es que no podremos nunca ni siquiera nosotros dejar de pensar en clave partitocrática? Estoy intentando hacer un análisis realista. Nunca he dicho que la República Constitucional dependa de la voluntad de IU.

un abrazo

karlitox dijo...

Continuación a Pedro M. Gonzalez:

¿No estarás pensando que la República Constitucional vendrá de la mano de Aguirre, Gallardón o Rajoy?

A ver si por fin nos quitamos las ideologías de en medio, esto es una lucha por la libertad política, si la cual NO HAY POLÍTICA. ¿Estamos de acuerdo?

Pedro M. González dijo...

Estimado karlitox:

Completamente de acuerdo en la neutralidad ideológica que debe regir la consecución de la República Constitucional.

Precisamente ese era el sentido de mi intervención, más al contrario que las suyas dos últimas al citar un muy mal ejemplo. No podemos pretender la acción con una base aideológica y luego echar mano de uno de los elementos partitocráticos por excelencia, quizá el partido que considera más y sin tapujos al partido como el único agente político.

Y lo digo categóricamente: Las razones de justicia social, nada tienen que ver con las de Libertad Política, de ahí el carácter puro de las Teorías de la Democracia y la República.




Un fuerte abrazo.

Pedro M. González dijo...

A Karlitox:

Dicho todo lo anterior, me sumo a cualquier iniciativa de cara a la "celebración" de los 30 años sin constitución.
Adelante con las propuestas!

Pedro M. González dijo...

Al Oftalmólogo:

¿Iniciativas al margen de la abstención? Ahí van unas pocas:

1ª.- SISTEMA ELECTORAL:

Promover activamente a través de la iniciativa legislativa polpular la reforma de la Constitución para eliminar el criterio de representación proporcional (Art. 68.3) en las elecciones generales y locales. Se trata de uno de los puntos más importantes de cualquier intento de mejorar la situación política actual y paso decisivo para llegar a la democracia en España. La implantación de un sistema MAYORITARIO DE DISTRITO UNINOMINAL haría que los elegidos fueran verdaderos representantes de los ciudadanos. Éstos, elegirían a un solo candidato, incluido o no en un partido, por cada uno de los distritos electorales en los que fuera divido el territorio por razón de su densidad de población. Así, la Asamblea quedaría formada por la reunión de los representantes elegidos por cada distrito electoral.

Sólo con un sistema mayoritario uninominal los ciudadanos podemos obtener representantes libres de todo mandato imperativo y de toda imposición partidista. La responsabilidad de los representantes sería directamente ante los electores y solamente a éstos correspondería premiar o castigar su actuación política.

La posibilidad de exigir responsabilidades no se circunscribiría a la mayoría ya que la minoría tendría un papel fundamental como es el de controlar a aquella, siendo su fuerza suficiente para poner en marcha todo tipo de mecanismos de control. Se daría así una auténtica responsabilidad entre el elector y SU representante.

Por otro lado, supone una ventaja adicional aunque no por ello menos importante, resultante de la supresión de las actuales discordancias entre el número de votos obtenidos y el efectivo equilibrio de poderes, que actualmente favorece un papel excesiva y peligrosamente preponderante a los partidos de tendencia nacionalista que ven como con obtener una cantidad de votos en el territorio de su influencia obtienen un escaño mientras que los partidos de ámbito nacional precisan para ello una cantidad superior. Todo ello se ve superado en el sistema uninominal y mayoritario en el que la votación por distrito electoral otorga una situación de igualdad a todos los ciudadanos independientemente del la localidad o provincia donde se hallen.


2ª.- PRESIDENCIALISMO


La labor pedagógica y propagandística de que el presidencialismo es la única manera que tiene la sociedad civil de poder constituirse en poder ejecutivo, eliminando la situación actual donde el poder ejecutivo es elegido por los diputados, es decir, por la sociedad política.

El sistema presidencialista debe basarse en la igualdad representativa del poder ejecutivo del Gobierno y del poder de control de la Asamblea.

Este principio queda asegurado con tres normas constitucionales :

- El Presidente del Gobierno y los Diputados de la Asamblea deben ser elegidos por sufragio directo y secreto por todos los ciudadanos mayores de edad.
- El Presidente podrá disolver libremente la Cámara y convocar elecciones de diputados, mediante su propia dimisión y la convocatoria simultánea de elecciones presidenciales.
- La Asamblea podrá destituir libremente al presidente del gobierno, siempre que lo acuerde la mayoría absoluta de los Diputados y que se autodisuelva, para que se celebren elecciones presidenciales y generales.

Con estas normas constitucionales es siempre el ciudadano el que dirime los conflictos graves que surjan entre el poder ejecutivo y el poder legislativo.

De otra parte, al igual que ocurría en lo referente al sistema electoral, el presidencialismo actuará también como elemento neutralizador de las demandas nacionalistas, potenciadas por el actual mecanismo constitucional que permite mantener abierto un proceso continuo de transferencias competenciales a las autonomías. El presidencialismo asegura la unidad del Estado porque el Presidente es elegido directamente por todos los ciudadanos y porque obliga a los candidatos a incluir en sus programas las aspiraciones legítimas de los diferentes pueblos.

El sistema presidencialista deberá aplicarse también a los municipios, que se constituirán en auténticos poderes locales que permiten la descentralización del Estado y la eliminación de las oligarquías políticas regionales generadas por el Estado de las Autonomías.



3ª.- LA SEPARACIÓN DE PODERES (EL PODER JUDICIAL)

Dnunciar activamente la ausencia de separación de poderes ya que ni los titulares del poder ni sus actuaciones pueden estar exentos de control, dado que si esto ocurriese nos precipitaríamos hacia el totalitarismo. Pese a que la separación de poderes y el Derecho ponen límites al poder, los gobiernos, cualquiera que sea su ideología, tienden a removerlos. Partiendo de esta tendencia natural, la independencia judicial debe ser elemento esencial de la Democracia. La independencia judicial exige que el Juez, en el ejercicio de sus funciones, esté libre de influencias o intervenciones extrañas que provengan del Gobierno, del Parlamento, del electorado o de cualquier otro grupo de presión. Actualmente, en España, podemos afirmar sin ningún tipo de dudas que no existe independencia judicial ya que el poder judicial se encuentra ligado al resto de poderes por distintos vínculos. Para acabar con esta situación y garantizar la independencia judicial se debe atender a tres puntos básicos:

1º) Separación orgánica respecto del poder ejecutivo:

- Supresión del Ministerio de Justicia. No es posible mantener la independencia del Poder Judicial si el ejecutivo controla y dispone de su presupuesto. Lo razonable es trasladar sus competencias al Consejo General del Poder Judicial.
- El Fiscal General del Estado no puede ser elegido por el Gobierno. Siendo el Ministerio Fiscal una estructura jerarquizada, su independencia no está garantizada cuando el Fiscal General del Estado es nombrado y destituido por el Ejecutivo; en este caso, el Gobierno tenderá a situar en ese cargo a personas dóciles.
- Existencia real de la Policía Judicial. Dependiente única y exclusivamente del Consejo General del Poder Judicial y al servicio de Jueces y Magistrados.

2º) Independencia respecto de los partidos políticos:

- Los miembros del Consejo General del Poder Judicial deben ser elegidos mayoritariamente por Jueces y Magistrados. La elección de los vocales del CGPJ por parte del Parlamento tras la reforma de 1985 supone un reparto de cuotas de poder inadmisible y contrario a la independencia judicial.

3º) Rechazo de la judicialización de la política y la politización de la Justicia.

Para empezar creo que es suficiente ¿O no?

Ricardo dijo...

Los que no saben ni creen de la trascendencia de las mónadas, son los que durante años se han dejado llevar por capillismos en la Izquierda Española cumpliendo lo que sus jefes siempre han dicho.

Pla dijo...

Estimados amigos:

Mientras el Oftalmólogo se aclara con los datos de la abstención en las últimas elecciones (tiene su miga: todo el mundo hablando de la altísima abstención y él nos dice que ha sido bajísima, ¡qué cosas!), creo que hay alguna idea de interés a comentar:

1.- Pedro Gonzalez

Se equivoca en este punto Pedro, pues la división de poderes no tiene como propósito fundamental la independencia del poder judicial. Eso, en caso de producirse, será un puro efecto, tan ineludible como deseable, de la separación entre el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo, separación ésta que sí constituye el verdadero objetivo de la separación de poderes.

2.- Carlitox

El punto de IU tiene mucha más importancia de lo que parece. Estando de acuerdo en la necesidad de preservar la neutralidad ideológica para la consecución de la República Constitucional, no podemos olvidar que las ideologías -como las religiones- están en la sociedad.

Un ejemplo: Carlitox denosta infatigable las ideologías y, acto seguido, nos larga una afirmación puramente ideológica, cual es decir que IU está muy preocupada (la que más) por la justicia social. Pues bien, IU ha hecho por la justicia social menos que los galápagos de Isla Martinica, por poner un suponer. Es más, la contribución de IU la justicia social en España es de orden negativo, como lo demuestra su apoyo al fraccionamiento de la caja única de la Seguridad Social promovido por los nacionalistas. Una siniestra amenaza sobre los pensionistas de hoy y de mañana.

3.-Sobre otros partidos

PP y PSOE, dos partidos igualmente monárquicos, igualmente antidemocráticos e igualmente estériles. Nada saldrá de ellos. Especialmente el PSOE, un partido fundado durante la 1ª Restauración y que ha florecido en la 2ª. Un partido siempre antirrepublicano, salvo algún coqueteo entre 1910 y 1912, que dejó muy insatisfechos a los socialistas ... y a los republicanos.

Los nacionalistas son igualmente dinásticos, como dinástica es IU. Sólo que, a diferencia del PP y del PSOE, los nacionalistas y los comunistas son algo peor que antidemocráticos: son totalitarios.

Dicho sea únicamente con la intención de clarificar.

S&RC

karlitox dijo...

Querido Pedro:

Con tu último comentario, has redactado los fundamentos de una Constitución.

Hasta se parece en estructura a la Constitución USA. Artículo 1, la cámara de representantes. Artículo 2, el presidente. Y artículo 3, el poder judicial. Todo clarito.

Un abrazo

karlitox dijo...

PLA:

Te digo lo mismo que a Pedro. Yo no he dicho que EL PARTIDO IU luche por la justicia social, sino que hay PERSONAS que están en IU porque creen que es el vehiculo que mejor se asimila con su ideología de clase o de justicia social.

PERSONAS a las que debemos hacer ver que en la partitocracia no tienen nada que hacer para desarrollar sus ideales más que a nivel personal, esto es, con sus propias acciones, pero nunca como PARTIDO.

Y ponía yo como MOMENTO actual adecuado para hacerles ver que mejor hacer desaparecer el PARTIDO de la Monarquía y preservar los ideales intactos y la dignidad intacta que hundirse en el pozo del PSOE, y de igual manera desaparecer, sin decencia alguna.

Un abrazo leal

vilamallén dijo...

Queridos amigos,
Dejando a un lado la opinión expresada por el oftalmólogo, que más que opinar da testimonio de su fe como los meapilas lo hacen de la suya, creo que no es momento de apresuramientos pues el oso lleva aún la piel sólidamente fijada en su cuerpo.
Opino que los ciudadanos han de comprender que la propia ideología no es más que una barrera que nos separa a los republicanos, para regocijo de monárquicos y arribistas de izquierdas y derechas en el usufructo del poder.
Debemos proseguir, sin prisas pero sin pausas, aglutinando a los ciudadanos desengañados del "trile" político actual y preparándonos para resultar eficaces en la propagación de nuestros ideales entre los españoles que conformarán en el futuro la mayoría social que facilite el advenimiento de la III República.
S&R

El oftalmólogo de Azaña dijo...

A Pedro Manuel González:

Le agradezco sus fundamentadas réplicas, que hacen honor al título de “debate republicano” que lleva este blog y que contrastan con otras que se basan únicamente en la descalificación. Se nota que por su profesión está acostumbrado a oponerse a sus contrarios con argumentos.

Entrando en materia, usted se refiere a los fines: separación de poderes, presidencialismo, que caracterizarían a la República Constitucional que proponen y sobre los que hemos debatidos largo y tendido en otros hilos de este blog con argumentaciones que han de tenerse por reproducidas aquí para no cansar a los televidentes.

Pero yo me refería a los medios para alcanzar esos objetivos, dado su rechazo a participar en las elecciones. Y sobre los mismos usted únicamente me cita la iniciativa legislativa popular para instar la reforma del régimen electoral, proponiendo un sistema mayoritario de distrito uninominal.

No entró ahora en la dificultad que la actual regulación de la iniciativa legislativa popular impone a este instrumento de democracia participativa, y que usted conoce mejor que yo. Pero, en cualquier caso, no estoy de acuerdo en que ese sistema electoral garantice un mejor control de los representantes y una mayor “calidad” democrática.

En primer lugar, porque un sistema mayoritario condena a las minorías al ostracismo extrainstitucional. Nuestra sociedad es una sociedad plural con diversidad de opciones que deben estar representadas. La democracia republicana no se limita al mecanismo de las mayorías, al contrario debe tener recursos antimayoritarios y uno de ellos es la posibilidad de las minorías de hacer oír su voz en los parlamentos y asambleas.

En segundo lugar, porque en el sistema electoral que propone se vota a las personas más que al partido. Esto implica un primer riesgo de“despolitizacion” y “desideologizacion” de las elecciones. El elector tiende a votar no el programa del partido, ni la ideología que representa sino a una persona y su opinión personal. En el escenario mediático y de “política espectáculo” en que se desarrolla el debate político actual, no son fiables las propuestas de quienes puedan tener mucho carisma, y protagonismo por su habilidad mediática y de marketing político, por su poder en los medios de comunicación, por su populismo o por sus recursos económicos, o lo que es peor por su mesianismo, o su propuesta como “salvadores de la patria”. Votar a las personas no es más democrático que votar por las ideologías o por propósitos abstractos. La norma de la democracia republicana es que los hombres libres obedecemos a la ley, al derecho, a los supuestos abstractos jurídicos o ideológicos que convenimos entre todos y no a las personas.

El segundo riesgo no es menos importante. El sistema que proponen favorece que los poderes e intereses económicos se propongan como fuerza de gobierno, al estilo de Berlusconi en Italia, y lleguen a monopolizar el Estado para sus fines particulares.

Desde luego que los partidos pueden ser estructuras monolíticas que propician lo que ustedes llama “partitocracia”, pero si establece por ley una reforma de las estructuras internas de los partidos que garanticen las elecciones primarias, controles internos efectivos y la rendición de cuentas ante los afiliados, al menos el elector tendrá una garantía -relativa, pero cierta- de que vota por una concepción de la sociedad, una ideología, un programa político, una tendencia aproximadamente acorde con lo que desea. El elector tendrá una segunda garantía en el compromiso que supone que tras ese programa hay una organización, una militancia, unos equipos que han asumido el mismo compromiso sobre el programa y una trayectoria histórica de línea política que lo avala.

Y el control por un poder judicial no elegido democráticamente, como al parecer propone Trevijano, no es suficiente para garantizar el control y posible de los representantes, ya que las insuficiencias de la democracia meramente representativa conducen a los vicios anteriormente descritos.

El “representacionismo” no debe ser la única técnica política de formulación de la democracia. Y menos aún cuando se ha convertido en un mercado de oferta y demanda de interese prefijados, cuyo funcionamiento es a imagen y semejanza del mercado del capitalismo liberal, en el que el ciudadano es un mero consumidor.

Hay que establecer mecanismos de participación directa, consejos ciudadanos deliberativos y decisorios, ante los que los representantes rindan cuentas y puedan ser revocados en sus mandatos.Y en donde todas las cuestiones públicas puedan ser discutidas y cuestionadas directamente por los ciudadanos. La democracia republicana no puede ser meramente delegativa.

Y en cuanto a la corrección de la actual sobrerrepresentación de los partidos nacionalistas, yo creo que para el Congreso de los Diputados sería mejor un sistema proporcional puro con una circunscripción nacional única.

Salud.

vilamallén dijo...

Al oftalmólogo azañí,
Celebrar, en primer lugar, que haya Vd. moderado su discurso, obviando epítetos que puedan ofender.
Esa es la mejor forma de debatir republicanamente entre personas civilizadas y valga la redundancia.
Paso a criticar su forma de argumentar poniendo un ejemplo sacado de su último comentario:

"Hay que establecer mecanismos de participación directa, consejos ciudadanos deliberativos y decisorios, ante los que los representantes rindan cuentas y puedan ser revocados en sus mandatos.Y en donde todas las cuestiones públicas puedan ser discutidas y cuestionadas directamente por los ciudadanos. La democracia republicana no puede ser meramente delegativa."

En una primera lectura le diré que este párrafo suena bien, suena a "democracia directa" pero, amigo facultativo, suena exactamente igual que una bonita melodía tarareada; carece de letra y de significado.
Porque ¿quiénes integrarían los consejos ciudadanos deliberativos y decisorios? ¿todos los ciudadanos? ¿sólo los rubios? ¿sólo los del partido X? ¿sólo los de mi pueblo? ¿sólo los que tengan estudios? ¿o dinero? ¿o un seat panda?
Hay que tener en cuenta que ante estos consejos habrían de rendir cuentas los representantes que podrían ser revocados, y por otra parte, estos consejos entenderían de todas las cuestiones públicas que podrían ser discutidas y cuestionadas por dichos consejos ciudadanos deliberantes y decisorios.
Creo doctor que acaba Vd. de inventar la democracia tumultuaria o asamblearia "mogollonera".
No deja de ser, este párrafo suyo que acabo de diseccionar, un ejemplo paradigmático de lo que se conoce popularmente como la "jerga de los políticos", es decir soltar un discurso que suene bien pero no diga nada.
Y esto, señor mío, no es más que un ejercicio de pirotecnia verbal que, lamentablemente, solo tiene un fruto y, tal vez, un fin; hacer perder su tiempo a sus lectores, sin aportar al debate, que debiera ser constructivo, nada más que farfolla.
S&R

Anónimo dijo...

Estimados amigos:

Es de celebrar que quien nos descalificó durante meses tildándonos de "neocons", y que quien nos llegó a llamar a todos "idiotas" en el último debate, haya recapitualdo y considere mala cosa lo de las descalificaciones sistemáticas y permanentes.

Sinceramente, Sr. Oftalmólogo, lo celebro. Por usted y por todos.

Por usted, porque ahora podemos seguir debatiendo, y por todos, porque ahora podremos analizar la posición que usted mantiene y que muchos no compartimos.

¿Por qué?

Fundamentalmente, porque usted nos propone que hay que "superar" las "mera democracia formal y representativa", cuando es el caso de que dicha democracia no existe, ni en España, ni en la mayor parte de Europa y del mundo.

Uted hace con este asunto algo parecido a lo que hacen quienes, a una población hambrienta, en lugar de enseñarles a comer algo, por poco que sea, les hablan de los peligros morales de la gula y delos peligros somáticos de la obesidad y de la indigestión.

El problema que ha planteado el republicanismo español desde su aparición en la escena política ne el siglo XIX, es el de lograr la plena democracia en España. Un problema que Trevijano ha actualizado y replanteado desde una perspectiva radicalmente democrática en nuestros días, con una altura intelectual innegable.

Y es que es ahí donde está el problema. De nada sirve ser de izquierdas, progresista, conservador o de derechas, en un régimen de poder oligárquico, donde la libertad no existe y los derechos son meramente graciables.

Y esta es la cuestión: podremos plantearnos los problemas de como mejorar la democracia formal y representativa,cuando la tengamos, no antes. Del mismo modo que podremos plantearnos buscar una farmacia para comprar almax, cuando hayamos comido algo, nunca antes.

S&RC

Pla dijo...

El texto precedente es mío. El teclado me traicionó. Lo siento.

Saludos

falch dijo...

1.- Estimado PLA:
En honor a la verdad, los datos que pones de relieve son los de un avance del mismo domingo, como puedes ver en el mismo enlace que das, pero los datos al 100% están en Elecciones locales 2007
y a nivel general son del 63,78 %de participación y del 36,22% de abstención.
Tu última intervención aclara de forma meridiana lo que es y no es democracia, además si tiene alguna dudad que se lea la 2ª Parte: Introducción a la Teoría pura de la Democracia, de “Frente a la Gran Mentira” de Antonio García-Trevijano.
2.- Estimado Pedro M. González:
No esperaba menos de ti. Como alguien ha dicho más arriba, es un boceto de Constitución. Al menos yo lo considero una colección de características de lo que es una República Constitucional. Solamente quiero hacerte algunas puntualizaciones: el Tribunal Constitucional no debe existir, es un tribunal político, sus funciones jurídicas deben estar integradas en el Tribunal Supremo. Siempre me ha gustado la figura del Fiscal del Distrito y si vamos a tener 400 Distritos, ¿por qué no tener 400 Fiscales elegidos en el Distrito?
3.- Sr. Oftalmólogo:
En otra ocasión ya hemos hablado de la distinción entre forma de Estado (república, por ejemplo) y forma de gobierno (democrático, por ejemplo). Los ciudadanos de este blog persiguen ambas cosas, que unidas dan la REPÚBLICA CONSTITUCIONAL, cuyas características le ha explicado magistralmente Pedro M. González y se lo ha aclarado PLA.
a) el distrito nacional único está vigente en España para las elecciones al Parlamento Europeo, es una aberración de la representación política; no solo no rechaza la representación proporcional sino que le da rango superior.
b) preconizar la democracia dentro de cada partido está muy bien, pero donde verdaderamente hace falta es fuera de ellos, ya que éstos deben ser meras maquinarias de apoyo electoral a un candidato, como lo son las agrupaciones de electores o un colectivo de ciudadanos que apoyan a un candidato.
Saludos.

falch dijo...

Perdon PLA:
a)la duda y la reseña bibliográfica es para el Oftamólogo,
b)creo que me confundí al poner la ruta, es ésta:
http://www.locales2007.mir.es/muni/FTOP.htm
Saludos.

Ricardo dijo...

Germán Yanke


Navarra no es una cuestión baladí. Lo que está en juego allí no es, como ahora dicen los que han perdido las elecciones (porque las ha ganado UPN, aunque a algunos sorprenda), la existencia de una tendencia electoral que pide el “cambio” en el Gobierno. Lo que ha pasado es que, tras muchos años en el poder, UPN, que ha mejorado su total de votos, no ha conseguido esta vez la mayoría absoluta que tenía en coalición con CDN. Es decir, que tampoco UPN “ha perdido la mayoría absoluta”, como se repite.

Si se quiere confundir lo que ha pasado realmente, qué decir con lo que está por venir. Lo del deseo de cambio del electorado es bastante parcial. El nacionalismo se ha reunificado en una candidatura y ha mejorado su posición, que no debe medirse con una de las candidaturas anteriores de ese color sino con todas las que ya estaban representadas en el Parlamento. Una cosa es el éxito electoral y otra que se desborde la fantasía. Y lo que ha pasado también es que los socialistas navarros han fracasado. Así que, ahora, resulta muy particular que ese hipotético deseo de cambio se quiera traducir en que gobierne quien ha perdido las elecciones y presida el Ejecutivo quien las ha perdido doblemente.

Pero decía que Navarra no es una cuestión menor porque no se trata de formar un Gobierno con coaliciones llamativas y alternativas, sino de un banco de prueba de las políticas de los grandes partidos. La responsabilidad del PSOE no es conseguir una mayor cuota de poder allí, sino explicar a los ciudadanos qué pinta la izquierda española coaligada con el magma del nacionalismo vasco que no gusta del estatus constitucional actual de la Comunidad Foral. Explicarlo, insisto, más allá del tópico de la voluntad de los navarros, etc.

Si a esto se añade que los nacionalistas quieren un pacto que afecte también al Ayuntamiento de Pamplona, el asunto se complica (o se clarifica, si se quiere) aún más. En Pamplona ha cambiado tanto el electorado, puestos ya a bromear, que UPN ha obtenido el mismo número de concejalías que antes del 27 de mayo. Este pacto no puede conseguirse sin el apoyo de ANV, y ya aparecen quienes quieren desligar el voto libre de ANV —que dice apoyará la candidatura alternativa a la derecha— del acuerdo de Nafarro Bai con el PSOE. “Ellos pueden votar a quien quieran, nosotros no se lo pedimos ni le damos nada a cambio…”, se oye decir en algún sector atrabiliario del socialismo navarro. No, la cuestión para los socialistas es si, en estas circunstancias, hay candidatura alternativa. Porque si la hay, sabiendo los apoyos que recibirá, la situación sería similar a la del apoyo de Batasuna al Plan Ibarretxe: una vergüenza democrática.

Espero, y deseo, que el PSOE no se pliegue a ello, que de ninguna manera quiera conseguir el poder en Navarra con estos apoyos. Pienso que, para el socialismo en primer lugar, es mejor esperar con coherencia que correr con vergüenza.

Pedro M. González dijo...

Al Oftalmólogo:
En el sistema republicno constitucional la participación ciudadana no se limita al momento de la elección, estando dotada de los sistemas de participación ciudadana permanente que Vd. refiere y parece echar en falta.
Efectivamente, el control del representante queda garantizado por el ciudadano a través de la "oficina del Elector" mediante a través de la cual canaliza sus intereses políticos.

De igual forma los ciudadanos tienen la capacidad directa de remover a su representante propugnando elecciones parciales por distrito a través de la convocatoria judicial de elecciones obteniedo un determinado número de firmas reconocidas. ¿Cabe más representación directa?

B) A falch:

Efectivamente, el TC debe desaparecer puesto que se trata de una mera pantomima política.
En pura lógica jurídica, si la jurisdicción es única, desde la más elemental primera instancia se debe poder manifestar la incostitucionalidad de cualqueir ley, será el sistema ordinario de recursos (hasta el Supremo) el que decante la constitucionalidad o no de una concreta ley.

SAludos republicanos

Anónimo dijo...

A TODOS:

Este foro se está convirtiendo en un magnífico escenario de esgrima dialéctica, para lucimiento de los foreros participantes... y nada más (desgraciadamente).

Como ya dijo el oftalmólogo, intentar capitalizar la abstención produce risa, y espero que no lo tomen como una descalificación hacia la postura del MCRC.

La Tercera República no vendrá sóla, ni vendrá porque todos los que están chupando del bote se vayan a ir de motu propio, ni vendrá porque venga un salvapatrias y pegue fuego al Congreso. La tercera República vendrá cuando los ciudadanos de este país decidan, constaten y comprueben que lo que se les ofrece como cambio político tiene muchas más ventajas, individuales y colectivas, que las que poseen en la actualidad.

Si creen que esto es factible haciendo discursos grandilocuentes en este y otros foros, creo que se equivocan.

La única manera que tiene la ciudadanía de comparar si lo que ofrecemos es mejor o peor que lo que tienen es comparando y midiendo nuestro mensaje con el resto de formaciones y/o posiciones políticas. Esto se hace actualmente en España desde un partido político integrado "desgraciadamente" en la partitocracia del sistema y participando del lamentable sistema electoral que tenemos. Por las buenas no hay otra forma y por las malas no quiero ni pensarlo.

Pretender algo queriendo capitalizar una abstención es, si me permiten que se lo diga, cuando menos iluso.

Así que yo animo a que gente tan brillante y desaprovechada para la vida política como PLA, Vilamallén y compañía, formen un partido político 100% Republicano y nos dejemos de esgrima dialéctica y pasemos a la acción de una maldita vez.

¿No os dáis cuenta que en España no hay ni un sólo partido que no tenga apellidos (derecha, izquierda o centro) que simplemente reivindique la apertura de un periodo constituyente con el fin de que los ciudadanos puedan expresar su santa voluntad sin presiones?

Lo dicho menos funfun y más ñiquiñiqui (que dicen mis amigos gallegos).

CAMPOAMOR

Anónimo dijo...

Y se me olvidaba: al hilo de lo que comenta Aviraneta en la entrada de este blog, queda un año e incluso menos para las generales así que hay que espabilar.

Salud y República,

CAMPOAMOR

Pla dijo...

Amigo Campoamor:

Bienvenido y gracias por tus palabras, pero no creo que estemos "desaprovechados" en la política nacional. Al revés.

Me explicaré:

1) FORMAR PARTIDOS

Sin descartar la opción electoral, se ha de considerar que el espacio definido para la acción partidaria en España no es un espacio político. No se trata en el Parlamento nacional ni en los autonómicos, ni en tampoco en los consistorios, de los problemas de la ciudadanía, de los hombres y mujeres que aquí viven. Sólo a veces, y de modo muy tangencial, aflora algún asunto de esa índole. En esas condiciones, fundar un partido político es, en el mejor de los casos, perder el tiempo. En el peor, plegarse al régimen mendigando dinero público.

2) LA VERDADERA ACCIÓN POLÍTICA

No estamos desaprovechados para la política porque la acción que desplegamos es la única acción verdaderamente política que hay en el país. Plantear la necesidad de una legislación electoral que permita la representación dela sociedad civil en las instituciones, plantear la separación de poderes, plantear las granatías efectivas para los derechos individuales, eso es la verdadera política. Luchar por espacios de poder en el marasmo de la partitocracia, sin medios de opinión que nos respalden, sin otra financiación que la que nosotros mismos allegamos, sin conexiones con grupos oligárquicos de poder, es perder el tiempo.

Por todo eso vamos a seguir en esta línea de acción cultural republicana, con un horizonte electoral muy claro: la celebración de un referendum nacional sobre la instauración de la República Constitucional.

S&RC

Ramsés dijo...

Hola a todos:

Yo tengo una pregunta para el CR3. Si en un momento dado, se consigue convocar elecciones a cortes constituyentes. ¿El club tomar partido y se presentará con su proyecto republicano?

Un saludo.

Ricardo dijo...

::4573 CAPITALISMO
La distribución de la renta en la España de Zapatero (extracto)
Hay que volver a llamar la atención al Gobierno para evitar que su política social sea puramente de cartón piedra y, en definitiva, para tratar de quebrar esta tendencia tan injusta y antisocial que el gobierno de Rodríguez Zapatero, a pesar de su discurso tan progresista, sigue aplicando prácticamente en los mismos términos que el anterior gobierno derechista del Partido Popular



Juan Torres

22 de marzo de 2007

www.rebelion.org

Según los datos que publica el Instituto Nacional de Estadística en los ocho años que gobernó el Partido Popular en España la participación de los salarios en el total de la renta (digamos que la porción de la tarta que corresponde a los trabajadores) bajó del 50,61% (IV Trimestre de 1996) al 48,74 (IV Trimestre de 2004) o al 49,46% si se considera el IV Trimestre de 2003.

Esas disminuciones representan una transferencia bastante bastante grande desde los asalariados al excedente a lo largo de esos años.

Para hacernos una idea, por ejemplo, téngase en cuenta que la dismunición de finales de 2003 a finales de 2004 significó que los trabajadores se repartieron entonces (en comparación con el año anterior y en proporción) 1.622 millones de euros menos. Una cantidad que, por el contrario, se añadía al excedente empresarial.

En el año 2005 (que en sentido estricto fue el primero en el que Zapatero hizo política económica propia), el peso de los salarios en el total de las rentas pasó del 48,74% al 48,16%, es decir, que disminuyó 0,46 puntos. Y en el peso de los salarios en el conjunto de las rentas volvió a bajar 0,46 puntos, es decir, unos 1.206 millones de euros.

Estos datos (que se pueden seguir con más detalle en el cuadro siguiente) indican claramente que en los dos años de gobierno socialista prácticamente no se ha modificado la pauta de distribución de la renta en España, que sigue deteriorándose para los salarios a pasos realmente agigantados.



Fuente: Instituto Nacional de Estadística

Es normal que esto suceda cuando se siguen manteniendo políticas fiscales cada vez más regresivas y cuando se favorece que las grandes empresas obtengan cada vez más beneficios a costa del control salarial y del trabajo precario.

El siguiente cuadro muestra los ingentes beneficios obtenidos por las grandes empresas españolas en 2006 y su incremento respecto a 2005.



Fuente: Europa Press

Desde luego, se trata de beneficios que contrastan con lo ocurrido con los salarios que en 2006 (un año más) perdieron poder adquisitivo. Concretamente, casi medio punto porcentual puesto que su incremento medio fue del 3,7% frente a una subida del 3,24% en el Indice de Precios al Consumo.

Es evidente el proceso de deterioro salarial que se viene produciendo en España a favor, lógicamente, de los beneficios empresariales. Tanto es así, que el crecimiento efectivo de los salarios ni siquiera alcanza el nivel pactado en los convenios, como ponía de relieve recientemente un significado economista del Banco de España: "En los últimos años, los incrementos de la remuneración de los asalariados vienen siendo inferiores a los incrementos medios pactados en los convenios colectivos" (José L. Malo de Molina, "Los principales rasgos y experiencias de la integración de la economía española en la UEM"). Una circunstancia que, entre otras cosas, evidencia que la distribución de la renta de forma cada vez más desfavorable para los trabajadores tiene principalmente que ver con la pérdida de poder de negociación y con su desmovilización política, social y sindical.

Es verdad que el gobierno de Rodríguez Zapatero reitera que su voluntad es hacer una política más social pero a la vista de estos datos debemos preguntarnos si eso no es más que un desideratum porque a la hora de la verdad lo que está pasando es que los grandes beneficiarios de la renta y la riqueza siguen siendo siempre los mismos, e incluso en mucha mayor medida.

La situación se puede hacer grave porque la evolución del gasto social (que en cierto modo podría paliar la pérdida de poder adquisitivo de los salarios de peso en el conjunto de las rentas) no está evolucionando en la tendencia que cabría esperar.



Autor: Juan Torres- Fecha: 2007-06-02

Anónimo dijo...

PLA, muy loable el plateamiento, pero así, me temo que nuestra generación y las inmediatamente posteriores no verán la III República en España. Como todo lo que se anhela en esta vida exige un sacrificio, creo que si no sacrificamos algún noble planteamiento de partida no hay nada que hacer. Quizás es que soy pesimista por naturaleza.

Salud y República (a corto plazo si es posible).

CAMPOAMOR

Pedro M. González dijo...

Estimado Campoamor:

Para llegar a una republica parlamentaria que adolezca de los mismos males que esta monarquía, me quedo como estoy.

Si empezamos a renunciar ahora a la Libertad Política como sinonimo de Republica, acabaremos como acabó la "Santa Transición" (quítate tú para ponerme yo).

El consenso como renuncia a lo proio se opone al respeto del contrario político. La República no es fin en sí mismo, sino la única posibildad de llegar a a la Democracia entendida como Libertad Política y moralidad pública.

Saludos

Pedro M. González dijo...

POST DATA.- Prefiero no llegar a ver la III República sentando las bases firmes de su sentido y constitución política, a verla y tener que decir, como el pobre Ortega "Esto no es, esto no es..."

karlitox dijo...

Estimado Campoamor:

Dices: "Por las buenas no hay otra forma y por las malas no quiero ni pensarlo.".

Aunque intentes mil veces convencerme de que por las buenas "no hay otra manera", sólo estarás dándote mil argumentos para justificarte a tí mismo mil veces la renuncia a la libertad, que aun siendo el fín perseguido, estás dispuesto a sacrificar, una sola vez.

Va a ser una tarea dura, dificil, digna del fín perseguido, pero amigo mío, cuando el camino forma parte del fín, no puede uno aceptar salirse de él, porque es la renuncia al propio fín.

La República Constitucional será de la única manera que puede ser, rrecorriendo el camino que a ella lleva, y de ella forma parte ontológica.

Un abrazo

Ricardo dijo...

La distribución de la renta en la España de Zapatero (extracto)
Hay que volver a llamar la atención al Gobierno para evitar que su política social sea puramente de cartón piedra y, en definitiva, para tratar de quebrar esta tendencia tan injusta y antisocial que el gobierno de Rodríguez Zapatero, a pesar de su discurso tan progresista, sigue aplicando prácticamente en los mismos términos que el anterior gobierno derechista del Partido Popular



Juan Torres

22 de marzo de 2007

www.rebelion.org

Según los datos que publica el Instituto Nacional de Estadística en los ocho años que gobernó el Partido Popular en España la participación de los salarios en el total de la renta (digamos que la porción de la tarta que corresponde a los trabajadores) bajó del 50,61% (IV Trimestre de 1996) al 48,74 (IV Trimestre de 2004) o al 49,46% si se considera el IV Trimestre de 2003.

Esas disminuciones representan una transferencia bastante bastante grande desde los asalariados al excedente a lo largo de esos años.

Para hacernos una idea, por ejemplo, téngase en cuenta que la dismunición de finales de 2003 a finales de 2004 significó que los trabajadores se repartieron entonces (en comparación con el año anterior y en proporción) 1.622 millones de euros menos. Una cantidad que, por el contrario, se añadía al excedente empresarial.

En el año 2005 (que en sentido estricto fue el primero en el que Zapatero hizo política económica propia), el peso de los salarios en el total de las rentas pasó del 48,74% al 48,16%, es decir, que disminuyó 0,46 puntos. Y en el peso de los salarios en el conjunto de las rentas volvió a bajar 0,46 puntos, es decir, unos 1.206 millones de euros.

Estos datos (que se pueden seguir con más detalle en el cuadro siguiente) indican claramente que en los dos años de gobierno socialista prácticamente no se ha modificado la pauta de distribución de la renta en España, que sigue deteriorándose para los salarios a pasos realmente agigantados.



Fuente: Instituto Nacional de Estadística

Es normal que esto suceda cuando se siguen manteniendo políticas fiscales cada vez más regresivas y cuando se favorece que las grandes empresas obtengan cada vez más beneficios a costa del control salarial y del trabajo precario.

El siguiente cuadro muestra los ingentes beneficios obtenidos por las grandes empresas españolas en 2006 y su incremento respecto a 2005.



Fuente: Europa Press

Desde luego, se trata de beneficios que contrastan con lo ocurrido con los salarios que en 2006 (un año más) perdieron poder adquisitivo. Concretamente, casi medio punto porcentual puesto que su incremento medio fue del 3,7% frente a una subida del 3,24% en el Indice de Precios al Consumo.

Es evidente el proceso de deterioro salarial que se viene produciendo en España a favor, lógicamente, de los beneficios empresariales. Tanto es así, que el crecimiento efectivo de los salarios ni siquiera alcanza el nivel pactado en los convenios, como ponía de relieve recientemente un significado economista del Banco de España: "En los últimos años, los incrementos de la remuneración de los asalariados vienen siendo inferiores a los incrementos medios pactados en los convenios colectivos" (José L. Malo de Molina, "Los principales rasgos y experiencias de la integración de la economía española en la UEM"). Una circunstancia que, entre otras cosas, evidencia que la distribución de la renta de forma cada vez más desfavorable para los trabajadores tiene principalmente que ver con la pérdida de poder de negociación y con su desmovilización política, social y sindical.

Es verdad que el gobierno de Rodríguez Zapatero reitera que su voluntad es hacer una política más social pero a la vista de estos datos debemos preguntarnos si eso no es más que un desideratum porque a la hora de la verdad lo que está pasando es que los grandes beneficiarios de la renta y la riqueza siguen siendo siempre los mismos, e incluso en mucha mayor medida.

La situación se puede hacer grave porque la evolución del gasto social (que en cierto modo podría paliar la pérdida de poder adquisitivo de los salarios de peso en el conjunto de las rentas) no está evolucionando en la tendencia que cabría esperar.